Skip to main content
Estudia en UNIDEP

¿Estamos listos para salir? Estrés postraumático en la “nueva normalidad”

¿Estamos listos para salir? Estrés postraumático en la “nueva normalidad”

Se acerca el momento de volver y una ola de sentimientos y emociones comienzan a florecer. ¿Estaremos listos?

La cuenta “regresiva” comienza a ser visible. Ya tenemos un semáforo que poco a poco nos indicará que podemos salir del confinamiento, parcial y total. Sin embargo, y con una amplia referencia de otros países, el regreso “a la normalidad” comienza a causar emociones encontradas que deberán ser analizadas, evaluadas y de las que tendremos que poner atención. 

El Departamento de Salud Mental de Estados Unidos publicó un artículo en el que advierte que la sociedad deberá enfrentarse a un estrés postraumático, una vez que salgamos del confinamiento. 

Casi todo el mundo tendrá una serie de reacciones después de una experiencia traumática. Sin embargo, la mayoría de las personas se recuperará de los síntomas de forma natural”, apunta el artículo. 

Por su parte, la catedrática de Psicología Clínica de la Universidad Complutense, María Paz García Vera, comenta: “Una cosa está clara: aunque solo un 15% o 20% de la gente más vulnerable sufra problemas psicológicos derivados de la amenaza que ha supuesto el coronavirus, más nos vale reforzar nuestros recursos de apoyo psicológico".

Estudia Psicología

TEST DE TRASTORNO POR ESTRÉS POSTRAUMÁTICO

Para recibir un diagnóstico de trastorno por estrés postraumático, un adulto debe tener todos los siguientes síntomas durante al menos un mes:

a) Al menos dos síntomas de hipervigilancia y reactividad.

– Alarmarse fácilmente.

– Sentirse con tensión.

– Accesos de ira o dificultades al dormir.

La hipervigilancia suele ser constante y dificulta la concentración para descansar, comer o hacer las tareas diarias.

VIDEO: TRASTORNOS PSICOLÓGICOS EN EL CUERPO DE SALUD

b) Al menos dos síntomas de alteración del estado de ánimo o síntomas cognitivos.

– Problemas en el recuerdo de detalles importantes de la experiencia traumática.

– Pensamientos catastróficos sobre uno mismo o el mundo.

– Sensación de culpa o remordimiento.

– Falta de interés en las actividades placenteras.

Es necesario señalar en este apartado que los síntomas pueden producir que la persona que los padece se siente aislada de los demás, amigos o familiares, como ensimismados por el recuerdo de la experiencia traumática.

c) Al menos un síntoma de evasión.

– Querer estar lejos de los acontecimientos, los lugares o los objetos que traen aparejado el recuerdo de lo traumático.

– Evitar pensar o tener cualquier sentimiento relacionado con el acontecimiento traumático.

Aquí habitualmente ponemos el ejemplo del accidentado en carretera que rechaza volver a conducir un coche. El símil en este caso sería diferente para cada uno.

Estudia en UNIDEP

d) Al menos un síntoma de reviviscencia.

– Volver a vivir emocionalmente el recuerdo traumático (“flashbacks”) en bucle, incluso con síntomas físicos como sudoración, taquicardia y agitación en la respiración.

– Tener pesadillas o despertarse con angustia.

– Pensar de manera catastrófica, una sensación de miedo.

 

Los objetos o situaciones pueden desencadenar en el sujeto una sensación de volver a vivir un malestar que ya no está presente.

 

 

Foto de Eric Antunes en Pexels

Add new comment

Restricted HTML

  • You can align images (data-align="center"), but also videos, blockquotes, and so on.
  • You can caption images (data-caption="Text"), but also videos, blockquotes, and so on.